Se cree que la cafeína es una sustancia consumida generalmente por adultos para estar en estado de alerta durante la rutina diaria. Sin embargo, un estudio reciente publicado en The Journal of Pediatrics concluyó que el 75% de los 200 niños encuestados, también consumían cafeína diariamente. Así mismo, se demostró que los niños que más ingerían cafeína tenían más dificultades para dormir.

El estudio reveló que algunos niños de tan sólo cinco años de edad estaban consumiendo una cantidad de cafeína equivalente a una lata de refresco al día. Lo anterior, influye negativamente en la calidad y duración del sueño del infante.

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube